Un gran eclipse de Sol

 

ECLIPSEFOTO.jpg

En varios lugares del mundo se preparan para el momento en que la Luna se atraviese impávida frente al astro rey. El eclipse de Sol del 21 de agosto es esperado ansiosamente por millones de personas, especialmente en Estados Unidos, único país con el privilegio de tener la llamada franja de totalidad donde la Luna se verá cubriendo completamente el disco solar.  En nuestro país la Luna tan solo “morderá” al Sol y por tanto se le denomina parcial.

Mucho ha aumentado nuestro entendimiento de estos fenómenos celestes, desde que en la cultura ancestral china se tocaran tambores y ollas para espantar al “perro celestial” que se creía devoraba al Sol durante el eclipse.

Hoy sabemos que la Tierra es el único lugar del sistema solar en donde podemos disfrutar de eclipses totales de Sol, lo que se debe a una maravillosa coincidencia – el diámetro del Sol es 400 veces más grande que el de la Luna, y se encuentra 400 veces más lejos de nosotros. La predicción de eclipses se hace gracias a las leyes del movimiento de los cuerpos celestes y es una muestra del triunfo de la ciencia en el entendimiento de nuestro entorno cósmico.

El de este mes está siendo ya el eclipse más documentado de la historia, gracias a las redes sociales en donde se replican noticias de toda índole sobre el fenómeno. Algunas hablan de la situación de alerta que se está generando en Estados Unidos por el desplazamiento de millones de personas a la franja de totalidad, que desde hace un siglo no recorre de costa a costa el país. Otras sorprenden al asegurar que las personas podrían perder hasta medio kilogramo de peso durante el eclipse.

Aunque el alineamiento de la Luna, con la Tierra y el Sol, tiene consecuencias sobre la fuerza que nos mantiene “pegados” al planeta, la variación en una persona de 80 kilogramos es equivalente a la cantidad de azúcar en una cuchara. Esto se debe a que la Luna ejerce una fuerza sobre nosotros – que se suma a la del Sol – para contrarrestar la fuerza con la que nos tira el planeta, un efecto irrisorio que no tiene mayores consecuencias.

Se pronostica además que hay un efecto de marea en la roca sólida de la Tierra que formaría una especie de protuberancia, elevando la superficie unos 4 centímetros durante el eclipse en la franja de totalidad.

Los efectos y consecuencias graves para tener en cuenta son las que resultarían de observar el fenómeno sin la debida protección, usando filtros especiales o proyectando la imagen del Sol con una cámara oscura. En ningún caso se debe  hacer la observación solar usando radiografías, gafas oscuras, o el reflejo del Sol en el agua, pues los daños en la visión podrían ser irreversibles.

Anuncios

Una respuesta a “Un gran eclipse de Sol

  1. Pingback: Resumen mensual – agosto 2017 – Red Latinoamericana de Cultura Científica·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s