¿Las fotos del espacio tienen retoques?

En las imágenes comunes, los colores se usan para representar las emisiones o tipos de radiación.

IMAGEN-16166296-2

Pocas veces pasan inadvertidas para la gente las imágenes del cosmos. Tomas espectaculares de planetas, galaxias, nebulosas, cometas y otros cuerpos celestes son reveladas a través de videos, revistas y medios digitales, y viralizadas a través de redes sociales. Surge una pregunta, muchas veces incómoda para los astrónomos: ¿son reales los colores que vemos en esas imágenes?

Para responder eso necesitamos entender la forma como captamos la luz proveniente de enormes distancias hasta llegar a nuestros ojos, telescopios y cámaras.

 La luz que llega de millones de objetos en el universo se compone de diferentes tipos de radiación. El problema es que nuestros ojos solamente son sensibles a una pequeñísima fracción de todo lo que verdaderamente se llama luz y que incluye, por ejemplo, las ondas que llegan a nuestro celular, las que permiten que nos tomemos una radiografía o las que calientan la comida en un horno microondas.

Durante miles de años solo pudimos observar el firmamento a simple vista, perdiéndonos de toda la radiación invisible al ojo humano.

Después de que se descubrieron en el siglo XIX otros tipos de radiación, y posteriormente fuimos capaces de desarrollar la tecnología para ‘ver lo invisible’, se amplió nuestro conocimiento del universo.

Hoy, las sofisticadas cámaras, que viajan incluso millones de kilómetros a bordo de naves de exploración espacial, cuentan con sistemas de filtros que permiten ‘ver’ en infrarrojo, ultravioleta, rayos X y todos los demás rangos del llamado espectro electromagnético.

Ahora bien, en las fotografías que nos muestran comúnmente, los colores se usan para representar las emisiones o tipos de radiación. Por ejemplo, el rojo se usa para simbolizar la emisión infrarroja y el azul para la ultravioleta.

Así parezca un ‘engaño’, esta es la única forma en que se puede visualizar la estructura de los astros.

Si nuestros ojos pudieran ver más tipos de radiación, como lo hacen otras especies animales, las imágenes serían incluso más hermosas. Aquí cabría, entonces, la famosa frase de El Principito: “Lo esencial es invisible a los ojos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s