Hollywood va al Planetario

la-la-land-planetarium.jpg

Los planetarios son sin duda lugares fascinantes en los cuales podemos superar las limitaciones que tenemos en las ciudades – debido principalmente a la contaminación lumínica – para poder disfrutar de una noche despejada y deleitarnos con la majestuosa imagen del firmamento estrellado.

La cinematografía tampoco se escapa al encanto de estos sitios que nos acercan al conocimiento del universo recreando la bóveda celeste y cuya primera función se remonta al año 1923 en  la ciudad de Jena, (Alemania), usando un proyector Mark I de la compañía Carl Zeiss.

La película “La la land” iguala con 14 el record de mayor número de nominaciones al premio Oscar y seguramente será vista por millones de espectadores para los cuales hay una escena que no pasará inadvertida, aquella en que Mia y Sebastian comienzan un romance rodeados de estrellas.

Si algo me atrae de esta película es sin duda su trasiego por bellos e icónicos parajes en la ciudad de Los Ángeles. De las 48 locaciones de esta ciudad californiana y meca del cine norteamericano en donde fue filmada, una de las escenas más atractivas sucede en el interior de un planetario y es precisamente aquella en que sus protagonistas se elevan cogidos de la mano hacia el domo hasta adentrarse en el universo plagado de estrellas, nubes de gas y polvo, con el majestuoso proyector optomecánico con forma de hormiga gigante de testigo.

La escena rinde tributo a la película “Rebelde sin causa” protagonizada por el célebre James Dean en 1955 que tuvo al Observatorio de Griffith como escenario de varias escenas. En una de ellas, que transcurre en el interior del domo del planetario, el protagonista comenta  a su joven amigo Platón uno de sus pensamientos que da a entender la majestuosidad del universo, mientras aprecia la constelación de Orión (el cazador) proyectada por un instrumento Zeiss Mark II que funcionó hasta 1964.

Un modelo Mark VI construido en 1967, y de los cuales solo hay otros dos funcionando en el mundo, está montado en el interior del Planetario de Bogotá y se erige como una reliquia de este hermoso aparato (el siguiente de estos modelos es de 1993 y ya no tiene la clásica forma de hormiga) de 2.5 toneladas que contiene más de 160 proyectores.

Los planetarios son lugares mágicos que se deberían visitar alguna vez, y que se siguen renovando para tener ahora experiencias digitales y muchas más actividades. Aunque en Colombia hay planetarios en Bogotá, Medellín, Pereira, Cartagena, Bucaramanga, Cali y  Barranquilla, se cuentan con los dedos de las manos y aun hacen falta mucho más, estando lejos de países como Japón que cuentan con más de 300 de estos espacios, vitales para la cultura científica de la sociedad.

Anuncios

2 Respuestas a “Hollywood va al Planetario

  1. Pingback: Resumen mensual de la RedLCC – enero 2017 – Red Latinoamericana de Cultura Científica·

  2. Pingback: HOLLYWOOD VA AL PLANETARIO – Red Latinoamericana de Cultura Científica·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s